Archivo agosto, 2011

Más vale solo que mal acompañado. Sic

Casi seguro que todos o casi todos estamos de acuerdo. Más vale solo que mal acompañado, pero. Y si esa soledad es compartida por 25 millones de almas…eco eco, ¿hay alguien ahí fuera?.

No, no es el comienzo de una novela cutre de terror, aunque bien podría, hoy en día se publica cualquier cosa, sobre todo si es ñoña, cursi, sucia y está plagada de sexo adolescente, en el fondo somos todos unos pervertidos.

Sino que se lo pregunten a esos vampiros metrosexuales que llevan desde 2005 taladrándome el coco…. Anda que, si Bram Stoker levantara la cabeza… íbamos aviados.

Pues no, hablo o pretendo hacerlo de Google +, quien lo diría, menudo giro a la izquierda, o a la derecha, según se mire. Así que, por que no, leña al mono que es de goma y más con Google +, tenemos juguete para rato 😉

Google + vio la luz en España el 28 de junio de este año, lo que significa que en apenas dos meses ha logrado la increíble cifra de 20 millones de miembros, no nos emocionemos todavía, las malogradas Google Wave y Google Buzz, también generaron un interés inicial espectacular… y, quien se acuerda de ellas.

Mmmm miento, si, recuerdo con especial cariño la asombrosa gestión de privacidad que ofrecía Google Buzz, por ejemplo al añadir y publicar amablemente y sin mi consentimiento toda mi lista de contactos frecuentes de Gmail. Que majos estos chicos de Google.

De los fracasos se aprende, o eso dicen… aunque está claro que algunos son duros de mollera, muy duros de hecho, después de que la semana pasada se hiciera público que el Gran Hermano (Google), andaba compartiendo a escondidas datos personales de los usuarios de sus servicios con las Autoridades de Estados Unidos. Niño malo.

Tampoco ayuda esa obsesión suya por no permitir pseudónimos de ninguna clase en su red social…. Blanco y en botella, Malibú, como dijo el poeta.

Dónde queda aquello, estandarte de su flamante recién estrenada y nunca vista revolución social, de proteger con mayor efectividad y sencillez la privacidad de los miembros de Google +, un mayor control decían… si si, ejercido por el de siempre.

Y no es que Facebook sea el adalid de las libertades, seguramente todo lo contrario, pero al menos la cosa esta clara y uno sabe a que atenerse, lo tomas o lo dejas, ni más ni menos.

Volviendo al tema que sugiere el título de esta entrada, ¿De verdad alguien usa Google + de manera habitual?, me lo tengo que creer, venga que ya somos mayorcitos.

De hecho, según un estudio de la consultora Bime Analytics al menos un 83% de los miembros registrados de Google + se muestran inactivos…huy huy huy!

Tras la emocionante novedad, ha ido perdiendo fuelle, porque… qué narices haces en un lugar donde no están tus amigos y que no te ofrece ningún servicio o entretenimiento que te llame lo suficiente para pasar tiempo en él.

La respuesta es obvia, NADA, niente, nothing, nasti de plasti, lo que nos lleva al resultado final de la ecuación planteada: Kaput.

En Mountain View no son tontos, aunque a veces se esfuercen por disimularlo,  conscientes de la necesidad de aumentar el “tiempo en línea” de sus usuarios, se han apresurado a lanzar su propia plataforma de juegos, que, casualidades de la vida recuerda sospechosamente a la de Facebook… como todo lo demás.

Para atraerse el interés de las principales compañías desarrolladoras, incluso han rebajado el porcentaje de beneficios a un insignificante 5%, respecto del 30% que se queda Facebook.

Una gran jugada, todo un Ordago, será suficiente, tal vez no, pero sin duda es un paso en la dirección correcta, adivinen vuestras mercedes lo que viene después…

La “respuesta” de Facebook no se ha hecho esperar, y no podía ser más contundente. El responsable del área de entretenimiento Sean Ryan, comparo la entrada de Google + en el universo de juegos sociales con el intento de la cadena de comida rápida McDonalds de ofrecer cafés de primera calidad frente a marcas como Starbucks.

Interesante… me cae bien este tipo

En definitiva, después de darle muchas vueltas, el asunto se torna realmente sencillo, en este momento el reto de Google + sigue siendo aumentar el número de sus usuarios,  pues de miembros…va sobrado.

Más vale solo que mal acompañado.

, , , ,

4 Comentarios

Protección de datos en el país de Oz

Este mes viene calentito, será la vida, será el calor, o este país de pandereta que algunos conocen como España, ya saben, aquel donde hubo un tiempo en el que no se ponía el sol o  eso dicen.

No sé si se han puesto de acuerdo, se trata de una conspiración judeo-masónica  o simplemente algunos tienen ganas de tocar los… a base de bien, con la que está cayendo.

El caso, por  empezar a entrar en materia viene de atrás, con aquello de la protección de datos y el “derecho” al olvido digital, que en Españistan se formuló con la Ley 15/99 de Protección de Datos de Carácter Personal… agárrense los machos que vienen curvas.

Uno que ya es perro viejo, y en esto de internet, no nos engañemos, con cinco años de experiencia casi estás para el arrastre, decía, cree saber de qué va el paño, o al menos por donde le da el aire.

Pues no, siempre hay uno que viene y lo jode, como dice sabiamente el refranero, a estas alturas de la película, Internet es un pañuelo y la posibilidad de dar con algo que te cambie el careto remota, muy remota…o no?

Mis datos son míos y de nadie más, al menos eso creía, inocente de mí, de acuerdo, todos estamos fichados, en mayor o menor medida, pero, convendremos en que salvando la información que posee y “divulga” oficialmente papa estado, uno mismo es el responsable de que aparezcan fotos suyas haciendo el panoli por todo el ciberespacio.

Lo que no puede ser es que Antonio mi amigo economista (un saludo tío), que tiene una cuenta chachi piruli en el caralibro, se queje de que las fotos de su última juerga nocturna en el lupanar de turno, acaben en el despacho de su jefe de departamento.

Sobre todo, si el mismo no ha sido capaz de tener los dos dedos de frente necesarios para no compartir esa información tan relevante, o al menos configurar correctamente la privacidad de su cuenta.

Pero esto, esto es otra cosa, que os parecería si con unos pocos clic, pudiéramos ver el número de bastidor de un coche, el propietario actual, más información completa del seguro. Imposible… seguro?

Legal, no sé, ateniéndonos a la legislación vigente de ninguna manera, pero posible, si, por supuesto. Veamos cómo.

Nada más sencillo que visitar el sitio web de la Asociación Española de Leasing y Renting e introducir la matrícula que os parezca, veras que risas.

Que cara se te ha quedado, pues bien, aún hay más. Ahora entra en CARFAX España y completa el formulario con el bastidor obtenido en la web anterior, voilá, ya tienes el número de propietarios de un vehículo y en muchos casos información complementaria, que a nadie debería importar.

Estos últimos, de la lectura de su página web se deduce que ya tienen kilómetros a sus espaldas, han sido mucho más delicados, caminando hábilmente en el filo de la navaja, lo que seguramente les salvaguarda de la preceptiva sanción.

Tras el inevitable shock, poco queda por hacer, nada de eso… aquí os dejo el sitio web de la Agencia Española de Protección de Datos y el formulario de denuncia, para que les den… donde duele, en el bolsillo.

 

, ,

10 Comentarios

Y… ¿A qué huelen las nubes?

A chamusquina, sin ninguna duda, seguramente a raíz de mis tendencias neuróticas, suelo desconfiar de cualquier producto milagroso que el iluminado de turno pretenda meterme por los ojos, las orejas y….cualquier sentido a su alcance.

Uno es desconfiado por naturaleza, ya lo dice mi madre, pero, por algo será y por suerte o por desgracia, modestia aparte, no suelo andar muy desencaminado, en lo que a gurús, chamanes y jetas varios se refiere.

La diferencia es que los tiempos cambian y los abusones del cole, en lugar de llamarse Antonio, Juanito o Perico de los palotes, con el auge de las nuevas tecnologías, la sociedad de la información, el social media, la web 2.0 y demás eufemismos fashion de la muerte, se han transformado en los nuevos reyes del mambo; Google, Amazon, Microsoft, Apple…

Estos y otros tantos que no menciono, podríamos tirarnos horas…, son los auténticos amos del cotarro,  que controlan o pretenden hacerlo, con la venia del gobierno de turno por cierto. Todo lo que vemos, hacemos y dejamos de hacer con nuestras humildes maquinitas…

Sin embargo existen un lugar, tal vez una pequeña aldea, que sigue resistiendo al invasor, correcto, hablo de MI disco duro, el de mi ordenador, si, justo ese, el que tengo delante.

Quizá si alguien se digna a leer esto se pregunte, pero, a este tipo que le han dado hoy… yo también quiero. Y ¿De qué narices está hablando?

Tal vez, simplemente llega un momento en que uno dice basta,. Oye, que pretendan tomarme por tonto vale, y que yo me deje por que me conviene. De acuerdo. Pero de tonto, ni un pelo.

Llevan mucho tiempo insistiendo, que si la nube por aquí, que si la nube por allá, que si el “Cloud Computing” que suena mejor y mola más… a al alguno directamente se le hace la boca agua… con tanta zarandaja.

Pero, de que va esto, donde está la revolución, venga hombre, de verdad alguien se lo cree, si en la práctica y salvando las distancias, pretenden que volvamos a trabajar con terminales tontos, tal cual hace 20 años… TOC TOC, alguien recuerda por que se abandono ese sistema….

De momento la cosa va pasito a pasito, lento pero seguro, están en proceso de “crear una necesidad”, de hecho, determinados programas y aplicaciones ya son compatibles con el trabajo en la nube, es más, los próximos sistemas operativos de los principales fabricantes vendrán preparados al 100% para ello.

Y todo ¿Para qué?, para que después de venderte y por supuesto COBRARTE todas las bondades y maravillas del asunto, te encuentres un día con que una tormenta eléctrica ha afectado a los servidores de la nube de Amazon, y te has quedado tu, tu web o tu empresa fuera de servicio durante horas y horas…

Que se lo pregunten a Paypal, Meneame, Filmin o a los más de mil servicios y sitios web en toda Europa que llevan a oscuras desde el domingo a las 20:00…

Visto lo visto va a ser que no, no me van a convencer, seguiré con mis discos duros de “toda la vida”, donde tengo mis programas y mis datos a buen recaudo.

Si, MIS DATOS y con ellos mi independencia, por que, si los vuelco en la nube… seguirán siendo míos y a salvo de terceros, quien me lo garantiza. ¿Podré disponer de ellos como, cuando y donde quiera?, me lo tengo que creer, a las pruebas me remito, escéptico que es uno.

La nube como apoyo o complemento, de acuerdo, aceptamos barco. Pero, depender de ella completamente…naranjas de la china.

Palabrita del niño Jesús!!!

, , , , , ,

6 Comentarios